Una moneda de 300.000 años de Antigüedad

una moneda de 300 000 anos de antiguedad
una moneda de 300 000 anos de antiguedad
Publicidad

Una moneda de 300.000 años de Antigüedad

Corría el mes de agosto de 1870, las necesidades agrarias obligaron  a una serie de labradores en Lawn Ridge, cerca de Peoria (Illinois, EE.UU) a construir un pozo de riego. Durante la perforación del mismo, uno de los obreros encargados del trabajo llamado Jacob W Moffitt (1841-1922) de Chillicothe reveló un raro objeto con figura de medalla cuando estaba a 35 metros de profundidad. El objeto estaba hecho de una aleación semejante al cobre y de un tamaño comparable al de una moneda de 2 Euros, la insolita moneda, mostraba por una rostro a lo que parecían dos figuras humanas, una grande y otra reducida; la más grande poseía un tocado semejante a una creta,  recordaba vagamente a una doncella con una corona que sostenía a un niño además coronado, pero el dibujo estaba tan ilegible que no se pudo concretar al 100%. La otra rostro aparentemente representa un animal agazapado situado en el centro con largas y puntiagudas orejas, ojos y boca de grandes dimensiones, los brazos con figura de garra y una larga cola deshilachada en la punta, con el pelo hacia la izquierda. Alrededor de los bordes de la “medalla” se mostraban jeroglíficos de un tono oscuro. Era de un espesor uniforme y parecían tener los bordes cortados. Una moneda de 300.000 años de Antigüedad conforme a un apunte efectuado por el maestro Alexander Winchell (1824-1891, Geólogo Estatal de Michigan) en su texto “Sparks from a Geologist’s Hammer”, escucho la declaración de otro declarante ocular, el Dr. William H Wilmot, el 4 de diciembre de 1871, en ella se especificaba la ubicación y profundidad de capas freáticas existentes en el sitio de la perforación. El numismático William Ewing Dubois (1810-1881) entrego un informe a la Sociedad Filosófica Americana, en la que sugirió que la moneda había pasado a través de un proceso artificial de laminado, los bordes mostraban evidencias de mecanizado. Los jeroglíficos parecían haber sido grabado con ácido. Maestro Winchell presentó el objeto a una reunión de la Sección de Geología de la Asociación Americana durante un congreso celebrado en Búfalo (Nueva York, EE.UU.) en 1876. Uno de los participantes, JR Lesley, sugirió que el objeto era una broma y que podría pertenecer a alguna vieja perforación efectuada por franceses o españoles siglos atrás. igualmente sugirió que las figuras representadas a cada lado del objeto eran semejantes a los signos astrológicos de Piscis y Leo, y afirmo revelar la fecha 1572 en los jeroglíficos. Winchell se reafirmó en la ilegibilidad de los símbolos, asimismo no pertenecía a ninguna lengua escrita conocida y que la  teoría de la excavación de franceses o españoles no era sólida en absoluto. Estaba convencido de que la moneda había estado en el depósito a una profundidad de 35 m anteriormente de su descubrimiento y no había caído en un premeditado agujero efectuado siglos anteriormente por alguien. La enigmatica moneda, se perdió con los años y es complicado evaluar este curioso objeto cuando sólo tenemos una descripción y un tosco boceto. Está claro que no era una moneda contemporánea. El servicio geológico del estado de Illinois fecho la moneda debido a su profundidad, con una antigüedad de entre 200.000 y 400.000 años. ¿Realidad?… ¿ficción?… ¿broma?…alguien sabe que nuestra mente siempre juega con el provecho de la duda y por ello tendemos de forma natural a rechazar cosas así… pese a la posible realidad de iguales.

SIGUENOS EN FACEBOOK

Me gusta SIGUENOS EN TWITTER

 

from otra realidad

La entrada Una moneda de 300.000 años de Antigüedad se publicó primero en Mundo oculto.