Nacer con el “velo veneciano”: ¿niños con poderes?

nacer con el velo veneciano ninos con poderes
nacer con el velo veneciano ninos con poderes
Publicidad

Las creencias construidas alrededor del nacimiento, son diversos a la vez que fascinantes. Una de ellas, quizá la más bella y tambien enigmatica, es la llamada “nacer con el velo veneciano”. igualmente se la conoce como “nacer con el velo de la Virgen” o venir al planeta con “camiseta” o “manto”. Verdaderamente curioso.
Pero, ¿qué es verdaderamente? Nacer con “velo” es sencillamente venir al planeta con la bolsa amniótica íntegra o intacta, es decir, sin romper y cubriéndonos por completo con esa protección natural que teníamos en el interior de nuestra mamá. Líquido amniótico incluido. Es lo que los médicos conocen como un parto velado.
Actualmente bien ¿sabías que según la tradición popular estos niños son muy especiales el día de mañana? Te lo explicamos. Te lo “desvelamos”.
Nacer con gracia, nacer con velo
Venir al planeta con la bolsa amniótica es algo excepcional. A decir verdad ocurre muy pocas veces, pero incluso así, es posible. Dado lo particular de estos sucesos, es normal que alrededor de este hecho se haya erigido toda una imaginería popular desde la antigüedad.Bebé en el interior de su bolsa amniótica
se comenta que estas criaturas, dado el modo tan extraordinario en el que han venido al planeta, disponen el día de mañana de varios dones. Pueden ver lo que diferentes no aprecian. Son intuitivos y muy delicados. Son capaces de curar dolencias y, durante toda su vida, disfrutan de una especie de “gracia” muy especial.
evidentemente no hay nada de investigador en ello. Es una sencillo creencia muy arraigada en escenarios rurales. Leyendas famosos cargadas de magia y, por qué no, de cierta belleza. Al igual que el fenómeno de “nacer con velo”, existen además diferentes hechos considerados especiales. Tales como que nuestra mamá, nos escuche llorar en su vientre. Si esto ocurría, toda mamá sabía que debía guardar silencio y no decir nada de lo acababa de acontecer. Puesto que según la tradición, el niño que lloraba en el interior de su mamá y ésta la escuchaba, el día de mañana podía transformarse en un “saludador”, es decir, en una persona con capacidades para curar. Si revelaba a alguien este hecho, el niño que incluso no había nacido perdería “su gracia”.
Nacer con el “velo veneciano”: ¿niños con poderes?
Suele decirse que en el presente, son cada vez menos frecuentes los nacimientos con “velo” o con la bolsa amniótica intacta. ¿La razón? Las pautas médicas. Son gran cantidad las veces en las que los partos son acelerados o se realizan cesáreas. Apenas se ven estos bellos fenómenos a no ser que, sencillamente, permitamos a la naturaleza seguir sus pasos.
Nacer con el “velo veneciano”: ¿niños con poderes?
Incluso así, lo más normal es romper aguas de repente, instante previo que precede al parto. Nacimientos normales que traen al planeta niños igual de mágicos y especiales para sus familias, de eso no hay duda. Pero incluso así, no dejan de ser fascinantes este tipo de creencias, y de hecho, son gran cantidad las madres que ansían que su niño venga al planeta “enmantillado” y sin que el amnios se haya roto.
Cabe apuntar que, según datos estadísticos, se dice que pueden sucederse este tipo de partos en uno de cada 80.000 nacimientos. Así que si esperas un niño o lo tienes planeado, siempre cabe la posibilidad de que aparezca la “magia”.

La entrada Nacer con el “velo veneciano”: ¿niños con poderes? se publicó primero en Mundo oculto.