Huayrapuca

Telescopio Kepler de la NASA descubre una estructura artificial colosal orbitando una estrella en nuestra vecindad   

uayrapuca o Hayra Puca – literalmente viento colorado en quichua. ya que se la representa como un torbellino de color rojo.

Publicidad

Deidad femenina de los diaguitas calchaquíes, mamá de los vientos, cuya apariencia y simbología resultan diversos y enigmaticas. Es la mamá de Shulco, el Viento, prima hermana de Huayra Muyu, el remolino, y pariente de Illapa, el rayo, viene a ser la deidad o alma del aire. Habita en las altas cumbres de la cordillera de los Andes.

Varios la explican como un ser bicéfalo y incluso tricéfalo. En un extremo de su cuerpo tiene una monstruosa cabeza de dragón y en otra una cabeza de serpiente. igualmente la explican con una cabeza de guanaco en una punta y renacuajo en la otra. Su figura en antropomórfica. Diferentes versiones la explican como una bella doncella de cabellos negros cubierta con un manto rojo hecho con el polvo rojizo que levanta de los cerros de los valles calchaquíes.
Dicen que puede hacer el bien pero además el mal, cuando se enoja destruye las cosechas o trae terribles sequías.

Tiene un terrible adversario, Puyuspa, dios de las nubes con agua o la tormenta, con el cual se trenza en feroces peleas.

Recorre las altas llanuras secando las plantas y matando animales de sed. Se la auyenta dibujando cruces de ceniza y agua en las puertas o los patios de las viviendas.
Le gusta demasiado coquear de la coca que le roba a los arrieros cuando pasan por su territorio.

Varios dicen que sólo es benígna cuando se lleva las tormentas perjudiciales en los valles.

Figura una trilogía con Huayraritu (El viento Blanco) y con Huayrayana (viento negro – la muerte).