LO QUE LOS CIENTÍFICOS TEMEN DECIR SOBRE EL ÉBOLA EN PÚBLICO

lo que los cientificos temen decir sobre el ebola en publico
lo que los cientificos temen decir sobre el ebola en publico
Artículo escrito originalmente por MICHAEL T. OSTERHOLM, jefe del Centro de Investigación de Dolencias Infecciosas de la Universidad de Minnesota, para el New York Times

Michael T. Osterholm Michael T. Osterholm
Publicidad

La epidemia de Ébola en África Occidental tiene el potencial de alterar la cronica, tanto como diferentes grandes plagas lo han hecho con anterioridad. Se han producido más de 4.300 sucesos y 2.300 muertes en los últimos seis meses. La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud advirtió que, a principios de octubre, puede haber miles de sucesos modernos cada semana en Liberia, Sierra Leona, Guinea y Nigeria. Lo que no se ha mencionado públicamente, a pesar de tantos debates y sesiones informativas realizadas en las agencias de salud pública del planeta, es que nos encontramos en aguas completamente desconocidas y que la mamá naturaleza es la única fuerza que tiene el control de la situación en estos instantes. ebola3 Hay dos posibles desarrollos para los sucesos a partir de actualmente. La primera posibilidad es que el Ébola se propague desde África Occidental hacia grandes ciudades situadas en diferentes regiones del planeta en vías de desarrollo. Y es que este brote es muy distinto de los 19 que se han producido en África en los últimos 40 años. Es demasiado más fácil dominar los brotes de Ébola cuando se producen en aldeas aisladas, como había sucedido actualmente. Pero se ha producido un aumento del 300% en la población de África durante las últimas cuatro décadas y gran parte de esa población se concentra en los suburbios de las ciudades. ¿Qué sucederá si una persona infectada que aún no presente los síntomas de la dolencia viaje en avión a Lagos, Nairobi, Kinshasa o Mogadiscio, o inclusive Karachi, Yakarta, Ciudad de México o Dhaka? Web_Portfolio_027-2 La segunda posibilidad es algo que los virólogos están poco dispuestos a manifestar públicamente, pero que sí consideran en privado: el virus Ébola podría mutar y transformarse en transmisible por vía aérea. Incluso actualmente, el Ébola sólo se transmite a través del contacto directo con fluidos corporales. Pero los virus como el ébola son cambiantes cuando replican, lo que significa que el virus puede variar genéticamente entre una persona infectada y la siguiente. La super-evolución del actual virus del Ebola no tiene precedentes; se ha producido más transmisión del virus entre humanos en los últimos cuatro meses de lo que quizá se produjo en los últimos 500 a 1.000 años. Y cada nueva infección representa billones de posibilidades de mutación genética. ebola 304xx1733-1155-0-289 Si se produjeran determinadas mutaciones, eso significaría que el sencillo hecho de respirar nos podría poner en riesgo de contraer el ébola. Las infecciones podrían propagarse rápidamente a todas las partes del planeta, como sucedió con el virus de la influenza H1N1 hizo en 2009, después de su nacimiento en México. ¿Por qué los virólogos y los funcionarios de la salud temen exponer esto públicamente? Lo cierto es que no desean ser acusados ​​de alarmistas, como si gritaran “¡Fuego!” enmedio de un teatro lleno, (como estoy seguro de que varios me acusarán de hacer a mi mismo por culpa de este artículo). Pero el riesgo es real y incluso que no se afronte, el planeta no estará preparado para hacer lo necesario para poner fin a la epidemia. li-sars-620-1216099-600x337 En 2012, un equipo de expertos canadienses demostró que el Ebola Zaire, el mismo virus que provoca el brote de África occidental, podría transmitirse por vía respiratoria entre cerdos y monos, cuyos pulmones son muy parecidas a los de los humanos. En el best seller de Richard Preston “The Hot Zone”, de 1994, se hacía la crónica real de un brote de ébola de una cepa distinto, el virus Ébola Reston, que se propagó entre monos en 1989 en un centro de cuarentena cerca de Washington. El virus se transmitió por vía respiratoria y el brote terminó sólo cuando se sacrificaron todos los monos. Debemos tener en cuenta que dichas transmisiones podrían ocurrir entre los entes humanos, si el virus llega a mutar. The_Hot_Zone_(cover) Por lo tanto, ¿qué debemos hacer que no estamos haciendo aún? En primer lugar, necesitamos a alguien que se haga cargo de tome el “comando y control” de la situación.
Las Naciones Unidas es la única organización internacional que puede dirigir la inmensa cantidad de médicos, recursos sanitarios y auxilio humanitaria que debe provenir de distintos países y ONG’s para sofocar esta epidemia. Incluso el instante solo ha desempeñado un papel de colaboración, com uno más y cuando todo el planeta dirige, en verdad, no dirige nadie.
Una resolución del Consejo de Seguridad, podría otorgarle a las Naciones Unidas la total responsabilidad para el control del brote, respetando la soberanía de las naciones de África Occidental “tanto como sea posible”. Dmitry_Medvedev_in_the_United_States_24_September_2009-8 Las Naciones Unidas podría, por ejemplo, encargarse de la seguridad de los vuelos y establecer los derechos de aterrizaje. Gran cantidad líneas aéreas privadas se se oponen a volar a los países afectados, por lo que es muy difícil enviar suministros y personal de vital importancia. Los países con más recursos deben garantizar cadenas de suministro para productos médicos, así como comida y agua para las zonas en cuarentena. Las Naciones Unidas deben suministrar el número de camas que se precisan; la Organización Mundial de la Salud ha recomendado 1500, pero es posible que pronto se necesiten miles de camas más. También debe coordinar la contratación y formación por todo el planeta de personal médico y de enfermería, sobre todo por medio la incorporación de habitantes locales que ya han sobrevivido Ebola y que por lo tanto, ya no corren riesgo de infección. Demasiados países se han comprometido a suministrar recursos médicos, pero las donaciones no resultarán eficaces si nadie se hace responsable de coordinarlas eficazmente encima del terreno. flu-vaccine2 Por último, hay que recordar que el Ébola no es el único inconveniente de África Occidental. Decenas de miles de personas mueren allí cada año debido a dolencias como el sida, la malaria y la tuberculosis. Liberia, Sierra Leona y Guinea tienen una de las tasas de mortalidad materna más altas del planeta. Debido a que la gente de esos países tienen actualmente muy miedo de contraer el Ebola si acuden al hospital, muy escasos están recibiendo atención médica básica. The-Hot-Zone Además, demasiados trabajadores de la salud han sido infectados por el Ébola, y más de 120 ya han muerto. Liberia solo dispone de 250 médicos, para una población de cuatro millones de residentes. Esta es una cuestión no solo humanitaria, sino de interés propio. Si esperamos a que las vacunas y los modernos medicamentos lleguen a poner fin a la epidemia de Ébola, en lugar de tomar iniciativas cruciales encima del terreno actualmente mismo, corremos el riesgo de que la dolencia salga de África Occidental y alcance nuestros propios patios traseros. Michael T. Osterholm-director del Centro de Investigación de Dolencias Infecciosas de la Universidad de Minnesota celebrating10years-osterholm fuente: http://www.nytimes.com/2014/09/12/opinion/what-were-afraid-to-say-about-ebola.html?_r=1 Artículo relacionado: ¿ESTAMOS AL BORDE DE UNA GRAN EPIDEMIA?

from otra realidad http://elrobotpescador.com/2014/09/15/lo-que-los-cientificos-temen-decir-sobre-el-ebola-en-publico/

La entrada LO QUE LOS CIENTÍFICOS TEMEN DECIR SOBRE EL ÉBOLA EN PÚBLICO se publicó primero en Dmisterio.com.