Los Imp, diablillos al servicio de brujas y hechiceros

Publicidad

Los Imp, diablillos al servicio de brujas y hechiceros

El Imp es un ser mitológico muy comparable a un diablillo, hada o duende, que pese a representar en comienzo un ente NO maligno, sino sencillamente pícaro, durante la caza de brujas europea fue buscado y perseguido como colaborador de éstas. ¿Quienes eran los Imp, diablillos al servicio de brujas y hechiceros?

Los Imp, diablillos al servicio de brujas y hechiceros

Los Imp tienes su origen en el folclore germánico y la palabra Imp parece provenir del alemán “Ympe” o del inglés “Impa” que en los dos idiomas quiere decir esqueje y de ahí pasó a significa niño. Son diablillos no necesariamente malos, sino sencillamentetraviesos. En el siglo XVII, pasó a ser el nombre que se daba al “familiar” de una bruja.

Los imp según la tradición son entes no muy atractivos y de pequeño tamaño. Tienen un comportamiento gran cantidad salvaje e incontrolable. Son espíritus libres y les gusta sobre todo de gastar bromas. El inconveniente es que estas “bromas” a veces no son tan inofensivas ya que según las leyendas famosos les gusta cambiar bebés de sus cunas y engañar a los viajeros que preguntan una dirección, enviándolos por un camino equivocado y a veces peligroso.

Son amistosos y su naturaleza solitaria les lleva a rastrear la compañía de los humanos. Según el folclore popular, convivir con ellos puede resultar insoportable ya que gustan de llamar la atención y pueden resultar muy pesados. Así, aunque son inmortales, se pueden utilizar algunas armas o hechizos para mantenerlos alejados de nuestras viviendas.

Como se les atribuía una parte diabólica, se consideró que eran amantes del fuego y de todo aquello que emitiera altas temperaturas. Durante la última etapa de la caza de brujaseuropea (entre los siglos XV y XVIII), cuando se detenía a una supuesta bruja se buscaba un Imp o espíritu familiar que la ayudase. Se pensaba que brujas y hechiceros los utilizaban como espías informantes y mensajeros. Los Imp en ese instante fueron relacionados con gatos, sapos u diferentes animales que encontraron en las viviendas de los detenidos y se dieron sucesos como el de La terrible cronica de la bruja Agnes Waterhouse y su felino Satanás, verdaderamente increíbles. En algunas catedrales góticas localizarás representaciones de los Imp escondidas entre las esculturas de piedra de sus fachadas o claustros.

En varios zonas, los Imp eran considerados geniecillos similares al que habitaba en la lámpara de Aladino. Vivían en el interior de objetos, con preferencia de cristal, y únicamente salían si eran convocados por sus amos para concederles algún deseo.