Los Ctones: La tribu de las profundidades de la Tierra

Los Ctones: La tribu de las profundidades de la Tierra

14 abril, 2019 Desactivado Por Sandra

 

 

El 28 de febrero de 2003, un yacimiento se derrumbó cerca de la ciudad china de Jixi, provincia de Heilongjang. Catorce mineros no regresaron con sus familias.

Pero esta cronica se hizo famosa después de un lustro, cuando hubo un giro inesperado de los sucesos,

Los equipos de rescate recuperaron los cuerpos de solo 12 de los 14 mineros desaparecidos. Dos de los trabajadores, Lao Pen, y Wan Hu, no fueron encontrados en ninguna parte de la mina.

Los Ctones: La tribu de las profundidades de la Tierra

Misteriosamente, después de un lustro, en el 2008, Wan Hu regresó a su hogar, pero su esposa se había vuelto a casar y sus descendientes se habían ido.

Wan Hu compró una casa nueva y dedicó su tiempo a la jardinería. Pero poco después, las autoridades se enteraron del raro suceso, y resultó que su familia habia recibido compensaciones que no deberían haber recibido, porque Wan Hu estaba vivo.

Cuando le preguntaron a Wan Hu, si él y su familia se habían aprovechado de la situación, Wan Hu manifestó que no, y que pagó todos los gastos realizados al gobierno.

Luego le preguntaron en donde había estado todo este tiempo, y él manifestó que durante el tiempo de su ausencia, vivió con la energica civilización clandestina de los Ctones. Y que él no era capaz de enviar un mensaje desde allí avisando que había sobrevivido.

Los Ctones: La tribu de las profundidades de la Tierra
Su extraño declaración desconcertó a las autoridades y pensaron que estaba loco. Se le realizaron exámenes a Wan Hu, pero los médicos llegaron a la conclusión de que estaba física y mentalmente sano. Ellos atribuyeron su cronica cuestionable a su imaginación.

Pero los médicos no pudieron aclarar por qué el ex trabajador de la mina no enseñó ningún signo de antracosis,: que es la deposición de polvo de carbón en el interior de los pulmones por inhalación de aire con hollín.

Según sus registros médicos, anteriormente del incidente, Wan Hu ya mostraba signos de antracosis y se retiraría pronto. Pero después de su supuesta estancia en una ciudad subterránea, el trabajador de la mina no poseía rastros de ninguna patología pulmonar en absoluto. Más incluso, poseía todos sus 32 dientes, a pesar de que, según sus registros médicos, debería haber tenido solo 25. Aunque poseía 39 años, su salud aparentaba ser la de un adolescente de 26 a 28 años.

asimismo de eso, Wan Hu poseía 40000 yuans en su cuenta bancaria. Una búsqueda autorizada determinó que poseía 10000 yuanes más en efectivo y diamantes sin cortar por valor de 300000 yuanes. Las autoridades sospechaban que el hombre no era en verdad Wan Hu, sino un agente incognito de un país forastero. Más tarde, resultó que consiguió el dinero después de venderle diamantes sin cortar a un joyero en Shanghai. Wan Hu manifestó a las autoridades que recibió los diamantes de los Ctones.

Los Ctones: La tribu de las profundidades de la Tierra

En resumen, aquí está su cronica. después del colapso de la mina, Wan Hu y Lao Pen, fueron separados no solo de la superficie sino además de los diferentes mineros.

Esperaron auxilio durante tres días con bastante agua, pero prácticamente sin alimentos y no hubo signos de tareas de rescate.

Decidieron explorar túneles viejos, que conducen a lo más hondo de la mina, con la esperanza de localizar su camino hacia la superficie.

Lamentablemente, ese no fue el suceso y se adentraron incluso más en el laberinto de los túneles. Y allí, fueron atacados por unos insolitos humanos, los Ctones. Aunque eran bajos, los Ctones consiguieron capturar a los dos mineros. Pero los alimentaron bien y los condujeron incluso más hondo, a su reino.

Los Ctones habían creado un sistema de lentes que iluminaba los túneles, incluso llegar al punto de que inclusive se podía leer un texto allí. Al final de los túneles, había grandes cuevas en las que vivían miles de Ctones. Wan Hu estaba seguro de que eran humanos, aunque eran muy bajos.

Los dos mineros vivieron entre los Ctones durante un lustro.

Su idioma era muy distinto del chino, pero era fácil de aprender, y pronto pudieron comunicarse con ellos.

Cuando comenzaron a hablar con la civilización subterránea,

se dieron cuenta de que no eran cautivos. Los Ctones

pensaban que la vida en la superficie era un terrible agovio,

y por eso pensaban que Wan Hu y Lao Pen intentaban huir

a un planeta mejor. Y en verdad, no había hambre ni dolencias

entre la civilización subterránea.

Los Ctones: La tribu de las profundidades de la Tierra

Su única fuente de alimento era el hongo que abundaba en esas cuevas. Según Wan Hu, el hongo poseía un sabor determinado, algo fresco, pero lo más notable, era increíblemente saludable.

Es por eso que sus dientes cambiaron, eso era algo habitual en los Ctones, cuyos dientes cambiaban cada 20-25 años durante su vida útil, que extraña vez era menos de 200 años.

Los Ctones inclusive tenían un sistema de redacción desarrollado.

Y además el papel, el cual estaba hecho de distintos tipos de moldes.

La civilización subterránea estaba familiarizada con la metalurgia,

pero extraña vez usaba hierro, en cambio, usaba bronce, plata y oro.

No vivían en el lujo y se contentaban con las cosas más necesarias.

Como los dos mineros no eran considerados cautivos, vivían como iguales entre los Ctones, que inclusive tenían familias. Esta no era una mala figura de vida, pero Wan Hu quería ver el Sol de nuevo.

Los Ctones: La tribu de las profundidades de la Tierra

Los Ctones intentaron disuadirlo, pero él estaba determinado en su decisión. Fue conducido a una cueva donde había un agujero que conducía a la superficie.

Esto es solo una reducida parte de toda la cronica de Wan Hu. Después de eso, fue declarado demente, inclusive fue enviado a una base militar en lugar del asilo psiquiátrico local. Incluso el instante, no se a tenido noticia de él.

La entrada Los Ctones: La tribu de las profundidades de la Tierra se publicó primero en Mundo oculto.