Leyendas del Internet: la macabra cronica de Jeff the Killer

Leyendas del Internet: la macabra cronica de Jeff the Killer

13 abril, 2019 Desactivado Por Sandra

Asesinos en serie, Leyendas

Te Presento a Jeff

Una ola de misteriosos asesinatos se desató en el año 2011: después de meses llenos de víctimas, un adolescente afirmó ser el singular sobreviviente del misterioso verdugo que andaba suelto en la ciudad.  El chico contaba de una noche en la que estaba estudiando en su habitación incluso altas horas de la noche, terminó verdaderamente exhausto y no se percató que se había quedado dormido incluso que sintió que su pieza estaba verdaderamente fría y notó que la ventana estaba abierta.

Confundido, porque él recordaba haberla cerrado anteriormente de dormir, se levantó de la cama malhumorado, y aun adormilado se acercó y cerró la ventana. En un instante el chico tuvo un escalofrío, una señal latente de que había alguien en su habitación, y cuando localizó el origen de su miedo vislumbró uno ojos blancos alumbrados por las farolas de la calle y una sonrisa que se extendía de equina a esquina.

‘’Ve a dormir’’, manifestó el ente desconocido y con una fuerza sobrehumana saltó encima del chico e intentó apuñalarlo. Entre la trifulca que armaron, los padres del muchacho se despertaron y asustados corrieron a la habitación de su hijo, para encontrarse con una escena de horror: un hombre de piel exageradamente blanca, que no poseía nariz y carecía de párpados, intentaba herir a su hijo.

En medio de gritos y patadas consiguieron separar al ser raro de su hijo y alertados por los vecinos, la policía llegó, pero muy tarde, él desconocido había huido dejando terror a su paso. Lo único que hicieron los agentes fueron emitir una orden de captura y una descripción del criminal.

Miles de notas de prensa se imprimieron, la radio hizo eco en todas las esquinas y los medios

emocionados atizaron un poco más la cronica, bautizando al perpetuador con el nombre de Jeff the Killer.

 La Familia Woods

Una típica familia se muda de ciudad para comenzar una nueva vida: los dos chicos de la familia Woods, Jeff y Liu, estaban ansiosos por comenzar un nuevo lapso escolar, conocer gente y hacer amigos. sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas, no llevaban ni una semana en clases y se habían convertido en los favoritos de los matones del colegio.

Día tras día fueron víctimas de crueles bromas y golpizas, no podían salir tranquilos a la calle porque siempre cerca andaba alguno de sus agresores. Un día cualquiera mientras regresaban a casa del colegio, fueron atacados por sus bravucone: cansado y lleno de frustración e ira, Jeff atacó a sus golpeadores incluso dejarlos en el suelo.

Los hermanos Wood guardaron silencio de lo ocurrido, pero esa misma noche llegó la policía que venía a interrogar a Jeff sobre los chicos que fueron golpeados. Liu asumió la culpa de lo que había pasado para salvar a su hermano de ir a un tribunal de menores.

Apesadumbrados por lo que había sucedido y queriendo cambiar de ambiente, la familia Woods fue invitada a un asado que estaban ejecutando en el vecindario. Desafortunadamente en la reunión estaban los matones de la vez anterior y aprovechando esta oportunidad; agarraron a Jeff, le echaron lejía y le prendieron fuego.

El nacimiento de un asesino

Jeff fue atendido y puesto en el ala de cuidados intensivos, fue sometido a varias cirugías. en cambio, el diagnostico de los médicos no era nada bueno, la gravedad de las heridas de Jeff, no le permitirían tener una vida normal, su cara había quedado completamente desfigurado y no había nada que se pudiera hacer por él.

Acongojado por lo que había sucedido, Jeff se levantó de la camilla y se dirigió a un baño para ver el resultado de las tareas que le habían practicado. La poca sociedad que le quedaba se evaporó al observarse reflejado en el espejo y superado ya por la situación, Jeff terminó de desfigurar incluso más su cara cortando sus parpados y agrandando su sonrisa.

Las enfermeras que lo estaban atendiendo en el instante, no se dieron cuenta de lo ocurrido, incluso que observaron su cuarto vacío y el desastre que había dejado, charcos de sangre.

El nuevo Jeff, anteriormente de desaparecer de la ciudad que lo condenó, poseía como principal objetivo ir hacerle una visita a su hermano Liu que aun estaba en la comisaría, no sin anteriormente cobrar como primeras victimas a sus padres. Cuando Liu vio el estado de su hermano, le preguntó lo que había pasado, pero este sólo se abalanzó y empezó apuñalarlo.

Nadie entiende los motivos, que llevaron a esta persona a cometer tal atrocidad contra los miembros de su familia, es una contestación que solo el mismo responsable conoce y nadie más.

Tributo al asesino

Por las similitudes con tantos sucesos y avistamientos de sospechosos en diferentes ciudades, la cronica de Jeff anda en el limbo de lo real y fantasioso. Demasiados afirman haberlo observado, inclusive haberse enfrentado a él, y el internet se transformó en el medio ideal para compartir esas presuntas evidencias que comprobarían su existencia.

A su vez, hay que sumarle la gran presencia en los medios que genera el personaje debido a los cortos y videojuegos creados para rendirle tributo.  Lo único que hace esta horda de fans, es aumentar la leyenda del asesino, de darle vida a esa sombra malévola que gran cantidad veces nos acecha y que desde la oscuridad nos mira, y que solo espera brincarnos encima mientras vamos a dormir.

Imágenes: youtube.com

Let’s block ads! (Why?)