Cronos el padre de Zeus

Cronos el padre de Zeus

12 abril, 2019 Desactivado Por Marcos


El titán Cronos era hijo de Urano, dios del firmamento, y de Gaya, deidad de la tierra. Urano fue cruel con su esposa, sus descendientes, los titanes, los 100 gigantes armados y los cíclopes. A éstos los mantuvo prisioneros en el cuerpo de su mamá, encerrados en lo más hondo de la tierra para que no viesen la luz. Gaya sufrió dolores terribles como consecuencia de esto. Con la auxilio de una hoz que le había dado su mamá, Cronos castró a su padre y se hizo con el control del cosmos. Se casó con su hermana Rhea (Rea) y pronto se convirtió en un tirano como su padre. Volvió a encerrar a los cíclopes y devoró a sus propios hijos al nacer, ya que le habían anunciado que uno de ellos le destronaría. Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón sufrieron este martirio. Cuando Rea dio a luz a Zeus, el más pequeño de todos, le dio a su marido una piedra envuelta en sábanas y dejó que la ninfa -o la cabra- Amaltea (ver Amaltea) alimentase a Zeus en Creta. Cuando la deidad se convirtió en un adulto, hizo que Cronos vomitase a sus hermanos con la auxilio de la Oceánida Metis, la personificación de la inteligencia y la sabiduría.

Hubo una lucha por el poder en la que Zeus y sus hermanos derrotaron a Cronos y al resto de titanes. El causa decisivo en la «Lucha de Titanes» fue el apoyo que recibió Zeus de los 100 gigantes armados a los que había liberado del Tártaro. Los cíclopes, que también habían sido liberados, crearon los rayos para Zeus en agradecimiento, además del tridente de Poseidón y el casco de Hades que le hacía invisible. Tras su derrota, Cronos y los diferentes titanes fueron arrojados al Tártaro. Sólo el titán Atlas recibió un castigo distinto y tubo que cargar la bóveda del firmamento sobre sus espaldas (ver Atlas). desde aquel momento, Zeus y sus hermanos reinan en el cosmos: el primero sobre los cie­los, Poseidón sobre las aguas y Hades encima del planeta de los muertos.

Los romanos identificaron a Cronos con Saturno, su dios de la agricultura. Las Saturnales, fiestas en su honor, eran uno de los sucesos más esperados en Roma