MORGANA LE FAY

Publicidad

Sus historias, hazañas y amantes, se cuentan por centenares. Rubia, morena; hada, bruja o hechicera, son demasiados los ríos de tinta que  a lo largo de los siglos han corrido para explicar a este enigmatico personaje, y de la que en una sola cosa todos se ponen de acuerdo, fue ella, en compañía de Nínive y Elaine de Corbenic, la que condujo a un malherido soberano Arturo incluso la secreta y misteriosa isla de Avalon.

Según las leyendas más extendidas, es hermana o hermanastra del propio Arturo, aunque una curiosa versión cuenta que Morgana es fruto de la concepción de Ygrayne con un gnomo enviado por Merlín, lo cual, igualmente no cambiaría el parentesco de esta con el soberano.

La mayoría de las versiones la explican como una doncella hermosa, de profundos ojos, tex exageradamente blanca y largo cabello, en cambio la bella hada Morgana, son el tiempo cuenta se fue convirtiendo en una vieja bruja, oscura y retorcida

Morgana Le Fay nació con un don, aunque todos lo desconocian, Cuando Uther Pendragon mata a Gorgois, ella lo percibe. Esa misma noche Uther se presenta en el castillo disfrazado de Gorgois debido a las artes mágicas del mago Merlín. Morgana pretende detenerlo pero nadie lo estima y la encierran. A partir de ese instante, Morgana Le Fay Jura destruir a Merlín como así además al fruto de la unión de su mamá con Uther Pendragon :”ARTURO”.

Morgana escapa y se interna en lo hondo del bosque, donde encuentra la apariencia de desarrollar sus poderes y comienza a reunirse con diferentes de su misma estirpe. Se presenta en la corte del soberano Arturo como media hermana y éste la acepta en un intento por reconciliar viejas diferencias. en cambio, Morgana no cede en su odio y, utilizando el mismo hechizo que Merlín habla utilizando el para transformar la apariencia de Uther, toma la apariencia de la reina Ginebra y concibe un hijo de Arturo. Anteriormente de reiterarse, Morgana deshace el hechizo y deja ver con su apariencia real ante la estupefacción de Arturo.

Por un extenso tiempo Morgana desaparece de la corte de Camelot y retirándose a un lugar alejado y incognito, da a la luz a Mordred, el singular hijo de Arturo y por ende, el singular heredero del trono. Morgana utiliza todos su afán y artes mágicas para destruir a Arturo y a Merlín trabando alianzas con los adversarios del exterior y ayudándolos con sus artes mágicas. en cambio Merlín su principal y mortal adversario, sigue impidiendo que su victoria sea completa.

Ella regresa a la corte acompañada de su hijo y Arturo, una vez más, los acepta a ambos, Mordred, en cambio, toma el singular lugar de la mesa redonda reservado para el traidor.

Una vez que se encuentra nuevamente en la corte, Morgana descubre a un caballero que logra enternecer su corazón, Lancelot, , de quien se enamora perdidamente. En seguida arma una aventura en donde los servicios de Lancelot sean requeridos y ella lo secuestra. en cambio Lancelot , quien está perdidamente enamorado de la reina Ginebra, esposa de Arturo, no cede ante los avances y embrujos de Morgana y logra huir.

Morgana lo rapta sucesivas veces y, en la última ocasión, averigua la traición al soberano que han cometido los amantes Lancelot y Ginebra. A estas alturas, el corazón de Morgana está consumido por el odio y el rencor, la muerte de su padre, la venganza hacia Arturo y Merlín y la decepción del amor no correspondido de Lancelot.

Morgana envia a su discípula Vivian a distraer a Merlín, quien desaparece por completo de la corte de Camelot. Es por lo tanto cuando aprovecha para denunciar ante la corte de Camelor la traición que se cierne sobre su hermano, causando una disputa entre los caballeros de la mesa redonda.. Lancelot salva a Ginebra del ajusticiamiento y huye con ella a su tierra. Los caballeros y Arturo se desangran en una batalla inútil para recuperarla. Al final Lancelot devuelve a Ginebra a Arturo y ambos retornan a Camelot.

El reino se halla casi al borde del ocaso. Los romanos invaden Bretaña y Arturo parte con los escasos caballeros que quedan a la batalla. Mordred aprovecha para tomar el control del reino pero tampoco es inmune a los influjos amorosos de Ginebra, a la cual quiere convertir en su esposa. La reina se encierra en lo alto de la torre. Morgana no está de acuerdo con lo que está haciendo su hijo y trata de detenerlo, pero Mordred a quien además ha entrenado en las artes mágicas, sigue con su curso de acción.

Al final Arturo y Mordred se enfrentan en una batalla terrible. Mordred muere a manos de su padre, aunque Arturo queda herido de muerte. Morgna aparece en el campo de batalla y al ver tanto sufrimiento y horror se apiada y arrepiente de lo ocurrido. Transportando a Arturo en una barca para llevarlo a la isla de Avalon.

Dice la leyenda que en la isla de Avalon descansa desde por lo tanto el soberano Arturo, incluso que bretaña necesite de nuevo sus servicios, y quien sabe, si en ese día, no regresara además Morgana le Fay, convertida nuevamente en aquella hada, exageradamente bella, que según cuenta la leyenda  fue en un tiempo muy, muy remoto.