El incognito de la eterna juventud en el ADN de una niña de 8 años, Gabby Williams

Publicidad

Su condición es tan extraña, tan extraña, que carece de nombre, dice el locutor del proyecto de NBC que la presenta. Tiene la misma piel, dice la mamá, la piel de bebé. Jamás ha cambiado. En la pantalla, un bebé recién nacido con rostro de niña y ojos de adulto nos mira impasible. Jamás ha crecido, ni crecerá. No puede comer sola; necesita pañales y una cuna. Igual que cuando nació. Y algo más. No es la única. Gabby Williams de Billings, Montana, tiene 8 años de edad, pero pesa solo 12 libras, menos de seis kilogramos. No ha crecido en toda su vida, dice un proyecto especial de ABC News. No ha envejecido. Su condición asombra a los científicos. Para varios de ellos, Gabby puede contener en su cuerpo el incognito para parar el envejecimiento, para interrumpir el deterioro del cuerpo que viene con la vejez, y quizás para parar la vejez misma. No supieron siquiera, los expertos, que era posible no envejecer – ni crecer – incluso que, dos años atrás, los padres de Gabby se dirigieron a la comunidad científica preguntando qué le pasaba a su hija. Y no pudieron comprenderlo incluso que, paulatinamente, empezaron a llegar informes de diferentes sucesos parecidas: un hombre de 29 años que asemeja físicamente 10. Una chicuela brasileña nos saluda y sonríe. Tendrá dos, a lo sumo tres años, y todo parece bien, aunque sus facciones son un tanto extrañas. Pero no es un bebé; es una doncella de 41 años. Hace más de un año, se publicó la cronica de Brooke Greenberg, nacida en 1993. “En el presente Brooke tiene 19 años, pero tiene dientes de leche, siete kilos de peso y 75 cm de estatura: es una doncella atrapada en el cuerpo de un bebé. Parece tener un año y medio o dos de nacida, no articula ni una sola palabra, no camina, no come por sí misma”.
En aquel por lo tanto, su médico pediatra el Dr. Lawrence Pauka, contó que “cuando los demás médicos la ven piensan inmediatamente que se trata de una discapacitada de dos años”. ¿Cómo es posible? “En algunas personas, algo les pasa y su proceso de desarrollo se retrasa”, trata de aclarar Richard Walker, un investigador médico investigador en el proceso de envejecimiento. “En ellos, la tasa de cambios corporables es casi inexistente”.
Esa tasa de crecimiento de esta gente es al menos cinco veces más lenta que la de diferentes. Sufren de sordera. No pueden caminar ni hablar. Gabby necesitará siempre la auxilio constant de su mamá, que trabaja en la oficina de un dermatólogo, y su padre, un agente carcelario del estado de Montana. La cronica de Gabby llegó por primera vez a los medios hace alrededor de un año. desde aquel momento han surgido ante la luz pública modernos sucesos. La cadena TLC promueve un proyecto televisivo especial sobre estos sucesos, el 19 de agosto a las 10 de la noche hora del Este. Para Walker, la clave del enigma científico de estos individuos radica en su código genético, que ni él ni los diferentes científicos han logrado descifrar. Un código quizás emparentado con el de los procesos que generan la demencia y el Alzheimer. Pero que quede claro. Aunque el cuerpo de estos individuos jamás envejece, la persona confrontará la muerte natural de la misma forma que todo el resto. Tampoco puede prevenir accidentes, ni las dolencias de la vida. Las investigaciones del Dr. Walker aclararon a los Williams que no deben temer que sus diferentes cinco hijos, cuyas edades fluctúan entre el año y los 10 años de edad, tengan a su vez descendencia con el mismo inconveniente. “Es un gen mutante que sucedió de forma anormal”, manifestó la mamá, aclarando que no se transmite. La familia Williams coopera en la investigación porque estima que con ello puede ayudar a la gente a confrontar en el futuro los contratiempos del envejecimiento, como el Alzheimer. ¿Y el futuro de Gabby? Nadie lo sabe. “Dios tiene un plan para mi hija”, dice la mamá. “Cuando él se la lleve de vuelta, sera triste…pero será glorioso”. Imaginemos un ser adulto ya desarrollado en el que se pudiera parar el gen del envejecimiento este ser quedaría siempre igual, terminaría muriendo de viejo pero sin tener los contratiempos de hacerse mayor. Este es el incognito que guarda en su ADN Gabby Williams.

from otra realidad http://mundooculto.es/1oDIYSQ
via

La entrada El secreto de la eterna juventud en el ADN de una niña de 8 años, Gabby Williams se publicó primero en Mundo oculto.