Los Chitauri en las creencias zulúes: una casta extraterrestre reptil más allá de la ficción

Los Chitauri en las creencias zulúes: una casta extraterrestre reptil más allá de la ficción

3 abril, 2019 Desactivado Por Sandra

 

 

No debemos sorprendernos si descubrimos que varios temas y personajes que aparecen en películas de ciencia ficción o, como en este suceso, de super héroes no son completamente falsos, sino que en verdad las creencias y relatos viejos hablan de ello. Ese es el suceso de «Los Chitauri», una casta extraterrestre «ficticia» y popularizada tras el estreno de la película «Avengers».

Los Chitauri en «Avengers», son una casta alienigena que tiene como objetivo conquistar la Tierra y someternos a todos. Los Chitauri en la realidad, según algunas antiguas creencias zulúes, serían entes alienigena de aspecto reptil y que habrían tenido contacto directo con humanos en el pasado y que inclusive habrían llevado a cabo sus planes siniestros, y que seguramente incluso lo hagan.

¿Sorprendidos?

Entrevista a Credo Mutwa

El escritor y conferencista David Icke, conocido y cuestionado por difundir en sus obras el plan de que hay una fuerza oculta que controla la sociedad, entrevistó en el año 1998 al Chamán africano Credo Mutwa, el cuál le transmitió antiguas creencias de la sabiduría Zulú. Aquí cabe resaltar que Credo Mutwa posee el grado de Zanuzzi (Chamán Zulú) y Zangoma (Guardián de la tradición Zulú).

El conocimiento que el Chamán Credo Mutwa entrega en la conversación con David Icke comprende un legado de sabiduría, proveniente de etnias africanas, en relación a la existencia de antiguas y diversas razas al parecer de origen alienigena, que llegaron hace siglos a la Tierra. A una de esas razas se les conoce como: Chitauri (entes Reptiloides o Reptilianos).

Las revelaciones del chaman Credo Mutwa sobre de las creencias de antiguas etnias africanas hablan de alienigenas reptilianos conocidos como los Chitauri. Crédito: dmisterio.comLa palabra Chitauri significa «dictadores, los que dictan la ley». En diferentes palabras, «nos dicen, en incognito, lo que tenemos que hacer».

Mutwa los explicó como muy altos, de casi 3 metros de altura, y con distintos clases sociales. La clase alta, la realeza, son descritos con varios cuernos en su cabeza, con alas y una cola enorme. Por otra parte, la clase guerrera o clase baja son descritos con grandes ojos de pupilas verticales, rostro redonda sin cuernos, sin alas y sin cola.

El siguiente texto es un extracto de los testimonios sobre de los entes Chitauri, que recibió David Icke en la entrevista realizada a Credo Mutwa:

Los entes humanos de tiempos pasados no podían hablar, no tenían el don del lenguaje, solo hacían sonidos parecidas a los que realizan los monos y los mandriles. La gente se comunicaba a través de la mente (telepatía). Un hombre podía llamar a su esposa pensando en ella, pensando en diversas propiedades de su cuerpo, como su rostro, u aroma, su cabello. igualmente hombres y mujeres podían mover objetos con la mente (telequinesis), podían ver el futuro y el pasado, podían viajar espiritualmente a distintos mundos (desdoblamiento astral).

Un cazador salía al matorral y llamaba a los animales, los animales enviaban al espécimen que estaba más viejo y cansado, este se arrodillaba ante el hombre para que éste pudiera matarlo velozmente y llevarse la carne. En aquel por lo tanto no existía la violencia contra los animales. No existía la violencia contra la naturaleza. El hombre pedía comida a la naturaleza, él se aproximaba a uno de los árboles y pensaba en la fruta, el árbol permitía que algunas frutas cayeran al piso, y el hombre las recogía.

Incluso que, un día arriba en el firmamento, aparecieron terribles objetos, parecidas a esferas gigantes que relucían como el oro más reluciente, eran tan grandes como las montañas y más. Vinieron del firmamento haciendo un ruido tremendo, emanando fuego”.

Esferas gigantes que relucían como el oro más reluciente llegaron del firmamento, eran tan grandes como las montañas y más…El relato de Credo Mutwa continúa:

De esos enormes objetos salieron diferentes que parecían platos hondos que lanzaban fuego y ruido, además vientos que levantaban demasiado polvo y cegaban la vista. De esos objetos salieron: los Chitauri, que según Credo Mutwa pueden ser criaturas híbridas, humanoides e inteligentes, producto de una antigua realización de ingeniería genética alienigena, que tuvo como base ADN de los dinosaurios. En 1980 el paleontólogo americano Dale Rusell dio a conocer que podrìa existir una criatura reptil en la Tierra y que sería sobreviviente de la era de los dinosaurios.

Los Chitauri, le dijeron a los humanos (quienes fueron reunidos utilizando violencia, es decir rayos de energía en figura de relámpago), que ellos eran los grandes divinidades del firmamento, y que les darían a los grandes dones, siempre y cuando los adoraran y aceptaran como sus divinidades creadores. igualmente prometieron volver divinidades a los humanos, si estos los aceptaban; y los humanos estuvieron de acuerdo.

Los Chitauri dieron a los humanos: el don del Lenguaje. La gente empezó a hablar con sus bocas, cuando con anterioridad lo hacían con sus mentes. Ahí surgió un vasto inconveniente, porque les fueron entregadas al hombre una infinidad de lenguas al azar, lo que causó que no se pudieran comunicar. La gente se percató que habían pagado un alto precio al intercambiar la comunicación mental por la comunicación verbal.

Cuando los Chitauri llegaron los humanos se dividieron, tanto en alma como por el lenguaje. Por lo tanto, los Chitauri le dieron insolitos emociones a los entes humanos. Los humanos empezaron a sentirse inseguros, y comenzaron a construir aldeas con fuertes cercas de madera. Comenzaron a crear tribus y se crearon las fronteras entre territorios, las cuales se defendían a muerte; originando así las guerras, la codicia y ambición humana.

Ellos (los Chitauri) gustan de poner a los humanos contra los humanos; disfrutan haciéndonos sus esclavos sin que nosotros seamos concientes de ello”.

Los Chitauri usan a los humanos como sus esclavos sin que ellos se den cuenta, alimentándose de su energía.Credo Mutwa continúa:

Los Chitauri se alimentan de la energíaque los entes humanos les brindamos. Ellos son los causantes de las disputas entre grupos, el miedo y el terror. Cuando una gran masa de personas están enojados o temerosos, los Chitauri se alimentan de esa energía. Ellos se alimentan de lo que llamamos ‘El Poder Oscuro’.

Hoy, los descendientes del Chitauri, usan a diferentes entes como sus siervos, capaces de causar dolor físico y trauma emocional en sus víctimas humanas. Los afamados Entes Grises, son los lacayos y los sirvientes de los Chitauri. Los llamamos Mandinga, que significa (Los Atormentadores o los torturadores).

Son criaturas de baja estatura, del tamaño de un pigmeo africano. Sus cabezas son tan grandes como una sandía madura. Tienen brazos y extremidades inferiores muy delgados. Sus extremidades son muy largas para su cuerpo y sus cuellos muy delgados”.

La entrada Los Chitauri en las tradiciones zulúes: una raza alienígena reptil más allá de la ficción se publicó primero en Mundo oculto.