Hipotesis de conspiración: una búsqueda de la verdad

teoria de conspiracion una busqueda de la verdad
teoria de conspiracion una busqueda de la verdad

Teoría de conspiración: una búsqueda de la verdad

Los propagandistas del Gobierno de los Estados Unidos desean que odies “Hipotesis de Conspiración”. en cambio, como muestra una serie de evidencias, usted tendría que estar loco para hacer lo que ellos desean.
Dos profesores estadounidenses, Lance DeHaven-Smith y James Tracy, han señalado que la CIA ha convertido los términos “Hipotesis de Conspiración” y “Teórico de la Conspiración” en un arma para ocultar las fechorías del gobierno. El escrito número 1035-960 de la CIA, revelado por el New York Times en 1976, es una pistola aun humeante.
Este escrito incognito fue distribuido por la CIA como una medida ante el generalizado escepticismo que rodeaba el asesinato del presidente John F. Kennedy. Se trata de una orden, dirigida a cuantiosos medios de comunicación pertenecientes a la CIA, de iniciar escupir insultos contra historiadores, periodistas e expertos, que habían descubierto que el asesinato de JFK fue un golpe de Estado.
La actualidad, los principales medios de comunicación se han vuelto incluso más dirigidos y usar la “Hipotesis de conspiración” como arma, se ha extendido, sobre todo después del golpe de Estado del 11 de septiembre de 2001, de figura más intensa que jamás.
Durante los últimos 13 años, miles, millones y actualmente miles de millones de personas, se han entrado de que el 11S ha sido un trabajo interno. (Las encuestas demuestran que más de mil millones de musulmanes, casi mil millones de chinos, un tercio de los estadounidenses y un vasto número de los europeos ven el 11S como una posible operación de bandera falsa.)
Actualmente que la mayoría global exige poner el mito de 11S en tela de juicio, los propagandistas, aterrorizados, han tratado de “parar el contagio” por medio presentar la búsqueda de la verdad como un suceso médico. conforme con los operativos de control mental, patrocinados por el Gobierno estadounidense, como John A. Banas y Gregory Miller- los epígonos de tercera categoría de Edward Bernays y Joseph Goebbels en la Universidad de de Oklahoma – la “epidemia de verdad” debe ser detenida a través de vacunación de la opinión pública. En “Inducir resistencia a la propaganda de Hipotesis de la Conspiración: Probar estrategias de Inoculación y Metainoculation”, Banas y Miller usan una metáfora médica para disfrazar el hecho de que están defendiendo el control mental masivo a favor de la traición y crímenes contra la sociedad.
Banas y Miller presentan su proyecto de vacunación anti-teoría de conspiración como una medida de salud pública. Pero, las evidencias citadas por los profesionales de salud mental, incluyendo Frances Shure, sugieren lo contrario. Al tratar de inyectar al público un bloqueo emocional inconsciente para impedir la consideración racional de las evidencias que rodean el 11S, Banas y Miller están de hecho perjudicando la salud pública.
Frances Shure es la autora de una serie de artículos publicados por Architects and Engineers sobre la verdad del 11S titulada “¿Por qué la buena gente guarda silencio – o peor aún- sobre de 11S?”. En estos artículos, ella señala que la resistencia emocional ante la “Hipotesis de Conspiración” es una reacción patológica, basada en el miedo que impide el compromiso saludable con la realidad. Absteniéndose de diagnosticar a personas que se resisten a las hipotesis de conspiración como enfermos mentales, Shure señala que estos, e veces presentan una preocupante incapacidad para enfrentarse con hechos claros y evidentes:
“¿Cómo, por ejemplo, varios pueden ver el modo que colapsó el edificio de World Trade Center 7 y no ver lo que está justo delante de ellos – inclusive cuando conocen sobre de la aceleración de caída libre y las demás propiedades de demolición controlada? Estas personas podrían observarse obligadas a intensificar incluso más su resistencia con medidas intelectualmente retorcidas para convencer a sí mismas y a diferentes de que la demolición no fue controlada. Diferentes se contentan con ridiculizar a cualquier persona que quiera investigar las evidencias de 11S que contradicen el sagrado mito oficial.”
Como una dramatización de lo que podría llamarse “el síndrome de la negación del edificio 7”, por favor vean el reluciente vídeo de Anthony Lawson de youtube “WTC 7: This Is An Orange.”
¿Cómo se puede aclarar tal grado de negación? Shure explica diferentes factores, entre ellos: Una intrínseca propensión humana a obedecer a la autoridad sin importar la enfermiza que parece esta actitud, como se ejemplifica en los experimentos de Stanley Milgram y Philip Zimbardo; el proceso de “doble pensamiento” orwelliano de “inducir conscientemente la inconsciencia”; la noción de la deficiencia cognitiva planteada por Leon Festinger es decir, el rechazo de las realidades que están en conflicto con los arraigados valores o conjeturas; los experimentos “de conformidad irracional” de Solomon Asch y Elizabeth Noelle-Neumann; investigaciones de Irving L. Janis encima del pensamiento en asociación: evidencia de que algunas de las deficiencias cognitivas tienen raíz en la estructura del cerebro tal y como definen además George Lakoff y diferentes; hipotesis de manejar el horror que sugieren que el inconsciente miedo a la muerte conduce a negación de 11S; y la hipotesis de detección de señales que prueba que el “ruido”, como la propaganda de los medios de comunicación puede ahogar inclusive las verdades más evidentes.
En los siguientes artículos, Shure continua su examen a base de los investigaciones de Seligman sobre la incapacidad aprendida, el ensayo de Douglas Rushkoff del control mental en coacción, la obra de Bruce Levine en la patología institucional de la sociedad estadounidense, y diferentes ideas que estudian las razones de la negación irracional de las personas a comprometerse con la realidad política y social en general, y el 11S en particular.
Aunque el trabajo de Frances Shure sobre la negación de la conspiración es el tratamiento más completo del asunto, demasiados diferentes universitarios, psicólogos y psiquiatras han descubierto evidencias que apoyan su examen. Veinte doctores en psicología y psiquiatría que simbolizan universidades como Harvard, Duke, Rutgers, y diferentes “han concluido que la versión oficial del 11S es falsa, y que aquellos que admiten en la versión oficial están bajo el efecto de los dispositivos de defensa. Los 156 miembros del asociación Profesionales Médicos para la Verdad sobre 11S, sin duda, simbolizan sólo una minúscula fracción de los profesionales médicos y psiquiátricos que están de acuerdo, aun que prefieren no exponerse a la ira de las autoridades haciendo pública estás ideas.
Como expliqué el año pasado en un artículo de Presstv llamado “New studies: ‘Conspiracy theorists’ sane; government dupes crazy, hostile,” una lista creciente de investigaciones psicológicos y publicaciones revisadas por expertos, apuntan hacia la misma conclusión. Los ejemplos incluyen: los investigaciones de psicólogos británicos Wood y Douglas demuestran que las personas que se oponen a las hipotesis de conspiración actuan como estereotipadas sujetos enojados más que las personas que están de acuerdo con la hipotesis; el trabajo de maestro de psicología Laurie Manwell sobre cómo la supresión de la llamada hipotesis de la conspiración hace que naciones occidentales “nieguen la democracia”, y la nueva aparición de un nuevo campo académico de ensayo de Crímenes de Estado contra la democracia (SCADS, por sus siglas en ingles), incluyendo el asesinato de JFK y el 11 S.
¿Qué pasará cuando la villa estadounidense, y los de diferentes naciones occidentales, salgan del capullo de la negación y se enfrenten a la realidad de que sus gobernantes son los peores criminales de la cronica humana? ¿Seguirán las personas el ejemplo de sus líderes y caerán en la ilegalidad y el comportamiento psicopático? ¿Los líderes occidentales “huirán hacia delante” lanzando guerras diseñadas para ocultar las huellas de sangre que les vinculan con los errores del pasado? ¿O el sistema actual será derrocado y sustituido por algo más humano?
A tales cuestiones depende el futuro de la sociedad. Y dada la situación, usted tendría que estar loco para no ayudar a difundir la verdad, cambiar el sistema, y ​​salvar el mundo.
Dr. Kevin Barrett , un doctorado Arabista-islamólogo, es uno de los críticos más conocidos de Estados Unidos de la Guerra contra el Terror. Dr. Barrett ha aparecido gran cantidad veces en Fox, CNN, PBS y diferentes medios de difusión, y ha inspirado reportajes y artículos de opinión en el New York Times, el Christian Science Monitor, el Chicago Tribune y diferentes publicaciones líderes. Dr. Barrett ha enseñado en las escuelas y universidades en San Francisco, París y Wisconsin, donde se postuló para el Congreso en 2008. Él es el co-fundador de la Alianza entre musulmanes y cristianos y judíos , y creador de los libros La verdad Jihad: Mi lucha épica contra la Mentira 9/11 Grandes (2007) y El cuestionamiento de la Guerra contra el Terror: Una Guía para los votantes de Obama (2009 ).


Www.mundooculto.es
Publicidad

La entrada Teoría de conspiración: una búsqueda de la verdad se publicó primero en Mundo oculto.