Joan Wytte, el hada de Bodmin

Publicidad

Nacida en Bodmin, perteneciente al condado inglés de Cornualles, Joan Wytte, conocida con el sobrenombre de “El hada luchadora de Bodmin”,  poseía fama de clarividente, y es por ello que los aldeanos acudían a ella cuando querían averiguar su futuro. No eran las únicas consultas, además acudían a Wytte para sanar las diversos dolencias existentes en la era.

Wytte poseía un curioso método de sanación: incentivaba la cura colgando las vendas del enfermo en las ramas de los árboles próximas a un pozo santo, ya que afirmaba que favorecía la curación.

Un hada con mal carácter

Wytte era famosa además por su mal carácter, que se debió a un inconveniente dental. Esto hizo que se volviera colérica, gritase a los vecino e, inclusive, en una ocasión, golpease a varios en medio de una disputa, con mal resultado: fue encarcelada.

El hada de Bodmin murió mientras estaba presa, y la leyenda posterior a su muerte es, cuanto menos, curiosa. Su cuerpo fue disecado y su esqueleto se puso en un ataúd que no fue sepultado. Años después, este ataúd se utilizó en una sesión de espiritismo, con nefastos resultados: se dice que Joan Wytte despertó de su sueño eterno, asustando a los congregados.

Los remanentes mortales del hada de Bodmin fueron llevados por lo tanto a un museo sobre brujería, pero durante la exhibición se producían fenómenos paranormales, inclusive poltergeist. Se llamó por lo tanto a una médium, que determinó con que debía enterrarse a Joan Wytte para que su alma encontrase el descanso eterno.

Sepultados los remanentes de Wytte, quedó exibido el ataúd, con una placa que rezaba:

“Estás mirando los remanentes mortales de Joan Wytte de Bodmin, Cornualles, bruja conocida en su día como El hada luchadora de Bodmin, Joan Wytte nació en Bodmin en 1775 y murió en 1813 de pulmonía bronquial en la cárcel de Bodmin, a los 38 años. Este esqueleto ha sido sometido a la inspección por un investigador forense de Ministerio del Interior en cuyo informe señala que el esqueleto es el de una persona femenina, de unos 38 años. Que era fumadora y usaba una pipa de arcilla. Que era una persona menuda,de corta estatura, y muy delgada. Los brazos era muy largos para su altura y las manos delgadas con los dedos en garra. El cuerpo no prueba ninguna muestra de la artritis, pero los huesos son excepcionales porque demuestran dos cosas. Uno que la fuente del abastecimiento de agua utilizado por la morada de Wytte era excepcionalmente rico en el fluoruro natural, el otro que los huesos demuestran que estabo en contacto con caolín o arcilla de China. En cuanto al hecho extraño del fluoruro natural hallado en sus huesos, establece nitidamente la localización del hogar de la familia de Wytte en la ciudad de Bodmin en donde ella nació y creció. En relación a los rastros del caolín o de la arcilla de China perceptible en los huesos, es interesante recordar que los trabajadores de cuero blanco usaban grandes cantidades de arcilla de China en el proceso de blanquear el cuero.”