El atrapasueños

Publicidad

Cuenta la leyenda, que hace demasiado demasiado tiempo, cuando el planeta era adolescente, un viejo líder espiritual Lakota, tuvo una visión en lo alto de una montaña. En esa visión Iktomi, el gran maestro bromista de la sabiduría, apareció en la apariencia de una araña y le habló en un lenguaje sagrado, que solo los líderes espirituales de los Lakotas podían entender. Mientras le hablaba, la araña tomó un aro de sauce, del de mayor edad, también plumas, pelo de caballo, cuentas y ofrendas y empezó a tejer una telaraña.
Habló con el anciano sobre de los círculos de la vida, de cómo empezamos siendo bebés para despues crecer en la niñez, después pasar a la edad adulta y al final llegamos a la vejez, donde debemos ser cuidadosos como cuando éramos bebés completando así el círculo.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Pero Iktomi manifestó mientras continuaba tejiendo su red, que en cada tiempo de la vida hay un sin fin de fuerzas, algunas benignas y diferentes malignas. Si te encuentras con las fuerzas benignas ellas te guiarán en la dirección correcta, pero si escuchas a las fuerzas malignas, ellas te lastimarán y te guiarán en la dirección equivocada. Mientras la araña hablaba continuaba entretejiendo su telaraña, empezando de afuera y trabajando hacia el centro. Cuando Iktomi terminó de hablar, le dio al anciano Lakota la red y le manifestó: ¿ves la telaraña? es un círculo perfecto, pero en el centro hay un agujero: usa la telaraña para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sus sueños y visiones. Si tú crees en el gran espíritu, la telaraña atrapará tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero.
El anciano Lakota, le pasó su visión a su gente y actualmente los indios Sioux usan el atrapasueños como la red de su vida. Este se cuelga arriba de sus camas, en sus viviendas para defender sus sueños y visiones: lo bueno de sus sueños es capturado en la telaraña de vida y enviado con ellos, lo malo, escapa a través del agujero que hay en el centro de la red para no ser jamás más parte de ellos

Historias y Leyendas