Ahuizotl leyenda mexicana

Ex científico de la NASA dice que existen naves extraterrestres gigantes en los anillos de Saturno
Publicidad

Ahuizotl del códice Telleriano-RemensisEn la mitología mexicana el Ahuizote o Ahuízotles una criatura mitológica que habita los cuerpos de agua poco profundos y los abundantes pantanos de la zona centro del país. Tenía el tamaño y forma de un lobo pero con características de otros animales, como miembros anteriores y posteriores similares a los de un simio y un pelaje grisáceo cubierto de espinas, similar a un puerco espín, su mejor arma era una cola fuerte y prensil que terminaba en una especie de mano, con la que sujetaba a sus victimas para arrastrarlas a su guarida y ahogarlas.Imagen del Códice Florentino (Libro XI) donde aparece el Ahuizotl.

El Ahuízotl era enviado por los dioses de la lluvia para llevar al paraíso a algunas personas, sus cuerpos siempre aparecían tres días después y solo los sacerdotes podían tocarlos, un buen referente para saber si alguien fue victima de esta criatura es la ausencia de ojos, uñas y dientes que presenta el cadáver.

Esta bestia mítica tiene el don de imitar las voces humanas para atraer a sus victimas, normalmente haciéndose pasar por un bebé llorando o alguien pidiendo ayuda. Era capaz de controlar el agua a su antojo y crear remolinos para arrastrar a los que se acercaran demasiado a su gruta submarina

Compartir
Artículo anteriorKukulkán
Artículo siguienteLa cronica del Títere