Los observadores. Entes vigilan lo que hacemos.

image
wpid hombres de negro realidad

 

conforme con el texto de Fabio Zerpa “Los verdaderos hombres de negro”, un extraordinario texto donde Fabio hace un examen de estos individuos, su modo de actuar, su psicología, su origen, el contacto que algunas personas han tenido con estos sujetos, su apariencia al igual que los sucesos más relevantes en el planeta.

Después de leer varios libros referentes a este y diferentes temas creo que el de Fabio es uno de los más completos y no me cabe la duda que los llamados observadores son los Hombres de Negro, son lo mismo por los tantos testimonios de los que se han topado alguna vez con estos tipos y han salido adelante a pesar de lo duro y ominoso que pudiera resultar un encuentro con ellos.

Según las definiciones de Zerpa son “presuntos personajes que suelen acercarse a declarantes de encuentros cercanos OVNI y a investigaciones del fenómeno, para intimarlos y amenazarles, para que no hablen sobre sus vivencias o sus descubrimientos. Normalmente aparecen de a tres y visten de negro, de ahí su denominación”.

Por su lado, el excelente reportero norteamericano James Moseley, de Saucer New, publicó estos ideas en su revista: “Según la información que nos ha llegado de fuente fidedigna, durante los últimos meses, los expertos principales, al igual que los declarantes ordinarios de los OVNI(S) de todo el país, están siendo sometidos a una serie de inverosimiles y complejos actos de terror. Entre varios, se citan actos de silenciamiento -con relativo éxito- por parte de misteriosos entes que usualmente van vestidos de negro. Llamadas telefónicas o cartas fantásticas y amenazadoras, la aparición de automóviles con placas de matrícula incomprensible, o sin placa alguna, que han seguido a ciertos estudiosos de OVNI(S) en el curso de su trabajo, al igual que diferentes hechos inverosímiles que dudamos en publicar”.

Hay gran cantidad hipotesis, que promueven el origen de estos misteriosos entes unas más fundamentadas que diferentes y he aquí algunas que me llamaron la atención, pero al final usted, estimado lector tiene la última palabra.

  • Miembros de inteligencia del gobierno soviético para orientar a la opinión pública occidental hacia temas alienigenas, desprestigiando así a el saber y cultura de los naciones capitalistas.
  • Un poderoso asociación economico que brinda ideas de un mundo imaginario para que sean copiadas por “terrestres” y fomentar, de ese modo, sus propios planes.
  • Agentes de la CIA norteamericana para desprestigiar a los ovnílogos.
  • Experiencias de naves o aviones misterios con el propósito de inducir al gran público y a los declarantes de esos vuelos a que crean se trata de aparatos de procedencia alienigena.
  • Productores de cine y televisión que lanzan publicidad para difundir una película basada en un imaginario mundo, o de ciencia ficción.

Otra opinión, es que los Hombres de Negro son un elemento puramente folclórico dentro del fenómeno Ovni fruto de la influjo mediática, la imaginación colectiva y la autosugestión, o que el mito surgiera a raíz de la vestimenta de colores oscuros que usan demasiados agentes de la CIA, (que en su día, y alarmada por las conjeturas, llegó a desmentir que esos personajes que varios declarantes habían afirmado ver, pertenecieran a la agencia.), el FBI y el Servicio Incognito, aunque la mayoría de estudiosos de sucesos de encuentros con ovnis, opinan que debe haber cierto elemento real en el asunto, debido a sucesos de extorsión y amenaza ocurridos a expertos.

Los observadores. Seres vigilan lo que hacemos.

UN CASO IRREFUTABLE.

EL CORONEL GEORGE FREEMAN (USAF)

En 1966 un portavoz del Pentágono, perteneciente al fallido plan “Blue Book” (Texto Azul) -Coronel George P. Freeman-, hizo una asombroso declaración: “Misteriosos hombres vestidos con uniformes de la Fuerza Aérea Norteamericana y llevando credenciales de distintos organismos oficiales de los EE.UU. han tratado de silenciar a declarantes oculares de avistajes de Objetos Voladores No Identificados. en cambio, hemos verificado en varios de estos sucesos, que tales personas no pertenecían en modo alguno a la USAF (Fuerza Aérea de los EE.UU.) o al gobierno americano”. Con agentes del FBI y la CIA lanzados en su persecución, los misteriosos entes insolitos decidieron que el uniforme estatal ya se había “quemado”. Fue cuando adoptaron sus atuendos negros. En lugar de llamarse oficiales de las Fuerzas Aérea o Armadas, los “Hombres de Negro” empezaron a presentarse de otra figura; operarios telefónicos, inspectores de compañías de seguro, inclusive agentes de la mismísima CIA o el FBI. En todos los sucesos, una vez introducidos en la residencia de los ocasionales declarantes, desviaban lentamente la conversación hacia la cuestión de loa OVNI(s). Luego, el aviso. Nada de comentarios encima del asunto… por lo que les pudiese suceder. Cundió la alarma y demasiados declarantes callaron. Las más disparatadas versiones fueron de boca en boca. Incluso que el mismo gobierno se vio mezclado incluso tal punto en el tema que tuvo que actuar. 16

Así, lanzó a sus propios expertos detrás de los perturbadores “Señores de Negro”. Fue increible. Siguieron apareciendo.

Los observadores. Seres vigilan lo que hacemos.

Los hombres de negro a lo largo de la cronica.

Para no entrar en detalles con los tanto sucesos y la situaciones en las que los llamados observadores, han tenido contacto con personajes históricos, en instantes tan importantes como la segunda guerra mundial o la independencia de Estados Unidos por citar varios y aquí algunas rarezas:

George Washington primer presidente de los Estados Unidos, recibió en su dormitorio a una doncella de aspecto angelical que predijo como sería el futuro independiente de las colonias americanas.

Robert Louis Balfour Stevenson, novelista, poeta y ensayista escocés cuyo legado es una vasta obra que incluye crónicas de viaje, novelas de aventuras e históricas, al igual que lírica y ensayos, aseguró haber escrito “El doctor Jekyll y Mister Hyde” bajo el dictado de una influjo de unos hombres que llegaron a su hogar.

Malcolm X, defensor de los derechos de los afroamericanos, un hombre que denunció a los estadounidenses blancos en las más duras circunstancias de sus crímenes contra sus compatriotas negros, durante una estancia en prisión por delitos menores, tuvo un encuentro con un enigmatico “Hombre de Negro” que al parecer, le encaminó hacia el activismo político en defensa de su casta.

Y por último, varios textos bíblicos y de los Evangelios Apócrifos podría decirse que San José vivió este tipo de experiencias, pues las advertencias del ángel sería una más de las diferencias de los MIB.

Podemos concluir que llamados observadores son los ya bien conocidos Hombres de Negro, que han estado desde tiempo indefinido en contacto con la sociedad, algunas veces ayudándola y diferentes interviniendo de forma decisiva; no sabemos en si su procedencia u origen lo que hace incluso más complicado sacar conclusiones concretas que llevan a los mitos que sabemos la actualidad.