La historia del pozo prohibido

A pesar que el ser humano tuvo sus primeros pasos en el
continente africano, en la época actual este es uno de los que han sido tardíamente
re-explorados, según el interés occidental, si bien hace unos siglos atrás este
continente estaba lleno de misterios, en especial las regiones internas de
donde viene esta historia del pozo prohibido.

Publicidad

África ha sido explorado durante siglos por los pueblos
occidentales, aun así, ni siquiera en 1800 podía decirse que se conocía más de
la mitad de este antiguo continente. Lleno de grandes selvas y sabanas con
secretos y leyendas propias de los pueblos que hay habitan.

Resulta que en el año de 1920, nuevos grupos de exploradores
se encontraban en Rhodesia del Norte, región que ahora se conoce como Zimbabue.
Al intercambiar información con los pueblos de la zona registraron un relato de
la región, sobre un pozo pequeño, que según referían no debería tener más de 30
metros de longitud, pero que la gente nativa de Matabele y Mashona evitaba a
toda costa.

Este era el pozo prohibido según lo llamaban los lugareños y
según cuentan, albergaba criaturas extrañas de origen reptilianos, grandes como
hipopótamos que resurgían del agua aterrorizando a los que estuvieran cerca.
Cargados de un apetito demencial, devoraban todo lo que estuviera delante de
ellos incluyendo seres humanos.

En las noches habían momentos en que se escuchaban gritos y
sonidos desgarradores en esa dirección, asumiendo que algún incauto había caído
presa de ellos. El miedo de una de las tribus que era cercana a este pozo fue
tal, que habían optado por enviar sacrificios humanos esperando aplacar la ira
de la o las bestias que ahí se encontraban.

Pasaron unos años y los registros de estas historias
llegaron a escucharse, por ello hubo expediciones entre octubre y diciembre de
1925 donde un Mr. Worthington fue al lugar guiado por los nativos, pero no
encontraron rastros de la criatura, sin embargo el miedo de los guías le indico
que estaba en el lugar correcto.

Lamentablemente Worthington no fue capaz de encontrar ningún
rastro ni vestigio de la bestia y la expedición acabo con más pena que gloria,
a pesar que los jefes de las tribus decían que existía en ese lugar. La última
noticia publicada fue el diciembre 15 de 1925 en el Ellesmare Guardian donde
mencionaban la expedición y lo que posiblemente podía vivir en ese pozo.

La expedición duro solo una semana y desde ahí nunca más fue
mencionada en temas de occidente, sin embargo los nativos aun contaban relatos
sobre desapariciones y extraños sonidos en la zona, asi pasaron los años sin
que hubiera interés en el lugar. Talvez un leopardo agresivo o cocodrilos
grandes pudieron haber despertado la fantasía en los habitantes a acaso podría ser
que alguna extraña criatura no conocida pueda haber vivido en ese pozo vista
solo por las presas que cazaba y por algún sobreviviente de las tribus, una
gran incógnita que queda para la historia.

Las imágenes que se muestran fueron encontradas en la red,
tienen sus propios autores y/o dueños, solo se han colocado como información y guía
del tema que estamos tratando.

Let’s block ads! (Why?)