Leyenda del Panteón La lima

Publicidad

El panteón La Lima, ubicado en el sector norte de Culiacán, Sinaloa. Al igual que demasiados diferentes carece de iluminación en su interior. Lo cual lo hizo un sitio perfecto para cometer en sus instalaciones actos ilícitos, se cuenta de chicas asesinadas,abandonadas sobre las sepulturas, y tantos diferentes muertos tirados en sus alrededores envueltos en cobijas.

Ya que solo cuenta con instalaciones eléctricas en los principales accesos y a muy temprana hora el panteón se encuentra en plena oscuridad. La gente ha empezado a murmurar que se escuchan voces, risas y lamentos.

El velador asevera que ha observado más de un alma levantarse de su tumba para rondar en el panteón, una de ellas fue una doncella vestida de blanco, que estaba sentada de espaldas sobre una lápida, cuando el hombre se acercó a ella sintió demasiado frio y anteriormente de llegar donde la chica, está ya había desaparecido. Después se enteró que aquella chica fue entrada muerta sobre aquella tumba, seguramente asesinada y que diferentes personas la habían observado deambulando por los rincones del panteón.

Varios dicen que en el pasillo donde se localizan enterrados niños, se escuchan aun sus juegos y risas, y a más de uno le han preguntado: -¿quieres jugar conmigo?-….

Tal vez todos estos acontecimientos hayan sido desatados porque, desde el 2010, en este panteón se comenzaron a “reciclar sepulturas” para abrir cosmos a los modernos funerales. Se recurrió a la Ley de Salud para exhumar remanentes con más de 15 años de entierro, previa autorización de los deudos.

Pero puede ser que a demasiados de estos espíritus que descansaban en paz, no les gustara el plan de ser molestados en su lugar de descanso eterno.

Las apariciones han sido tales que inclusive el vandalismo al interior del panteón ha disminuido, pues muy pocas personas querrían la experiencia de encontrarse con un alma disgustada.